"Reflexión del día de HOY"

Efesios 2:8-9 Reina-Valera 1960 (RVR1960) Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;no por obras, para que nadie se gloríe.

Por alguna extraña razón, las personas tenemos la necesidad de ser reconocidos constantemente para poder ser validados y sabernos “buenos”, cada cosa que hacemos debe de tener un impacto en los demás y proclamar su autoría en nosotros. Si lo piensa detenidamente, aún los tímidos pretenden atraer la atención a sí mismos todo el tiempo por medio del silencio y sus caras de susto o de miedo, cuando en sí su corazón demanda el reconocimiento constante, la atención de quienes les rodean, acompañados de sus respectivas atenciones, de hecho cuando no lo logran, hablan de sí mismos diciendo “soy muy tímido”, para poder captar la dotación necesaria de atención que demanda. Así nos sucede en la fe, hay quienes se acercan a Dios y demandan la atención constante de Dios que debiera manifestarse por medio de su poder y su favor hacia aquellos que acaban de acercarse o pretenden hacerlo. […]